CONCEPTOS A TENER EN CUENTA EN LA EVALUACIÓN DEL DOLOR

A la hora de realizar una   EVALUACIÓN DEL DOLOR   conviene tener  presente :

  1. La subjetividad del dolor: nadie mejor que el propio paciente sabe si le duele y cuánto le duele.
  2. La necesidad de ser  individualizada.  En este  sentido, la valoración por parte del paciente acerca de su propio dolor se ve muy influenciada por la dimensión psicosociologica, que a su vez depende del nivel sociológico (Cultura y valores culturales, valores etico/religiososo, contexto social)y nivel individual (personalidad, cualificacion del dolor, tolerancia, aceptación, resonancias del paciente que dependen de su estado de ánimo, como inquietud, exasperación, resignación, utilización, desesperación, derivación). 

 

  1. Es a menudo difícil y obliga a recurrir a diversas técnicas que engloban aspectos verbales , conductuales y fisiológicos
  2. La intensidad del dolor puede cambiar: 1)  individualmente; 2) a lo largo del día siguiendo un patrón circadiano .
  3. Hay  una sintomatología acompañante al dolor  (  ver en más profundidad en  CONSECUENCIAS DEL DOLOR  )   :  a) Fisiológica: ejm: aumento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, sudoración  o palidez; b) Conductual: ejm: llorar, gemir , tensar los músculos o hablar sobre el dolor que sienten.
  4. Los métodos utilizados deben de cumplir 2 premisas : a) Fiabilidad (error de medida que puede cometerse al utilizar un instrumento determinado); b)  Validez (capacidad de un instrumento de evaluación para conseguir el objetivo que pretende).

La correcta identificación de las características y del tipo de dolor, es el primer e imprescindible paso para proceder al diseño de una estrategia analgésica que resulte eficaz para su control o erradicación.

SUBCATEGORÍAS

ARTICULOS EN ESTA CATEGORÍA 0