Bloqueo de la articulación cigoapofisaria lumbar de forma intraarticular

Última actualización el 27/04/2021

0

Introducción

El bloqueo de la articulación cigoapofisaria lumbar de forma intraarticular  es una de las posibilidades de   BLOQUEO DE LAS FACETAS LUMBARES  englobado  dentro de los PROCEDIMIENTOS FARMACOLÓGICOS REALIZADOS SOBRE ARTICULACIONES PARA EL ALIVIO DEL DOLOR EN LA ZONA LUMBAR, COLUMNA LUMBAR, SACRO Y CÓCCIX

En  esta  técnica  la  diana terapéutica son  las  facetas lumbares

Figura 1 .- Bloqueo intraarticular  de las  facetas  lumbares. El  bloqueo intraarticular  de las  facetas  lumbares  es el bloqueo de las facetas lumbares conseguido por la infiltración intraarticular de las facetas lumbares. Este procedimiento  se  puede realizar  bajo control radioscópico o ecográfico y, preferiblemente ,  en  decúbito prono,  dirigiendo la  aguja  al  espacio intraarticular.  Se  deposita  una  cantidad  de anestésico local sólo  o  con  corticoide no  superior  a 0,5 ml  

 

Esta técnica se debe de diferenciar de otra de las POSIBILIDADES DE BLOQUEO DE LAS FACETAS LUMBARES:  el BLOQUEO DE LOS RAMOS MEDIALES DE LAS RAMAS POSTERIORES DE LOS NERVIOS ESPINALES LUMBARES  

Anatomía

Es  importante  conocer :

1.- La anatomía de la columna lumbar

2.- La anatomía de las facetas  lumbares  

 

 

Figura 1 . Articulación facetaria lumbar . La  faceta lumbar - también llamada articulación cigoapofisaria o interapofisaria posterior lumbar - es la articulación de los arcos vertebrales (cigoapofisarias) de las   vértebras  lumbares . Esta  articulación de tipo artrodia   está  formada por el proceso articular superior de la vértebra  lumbar inferior  -   este proceso  se encuentra en una posición  posterior y lateral -  y el proceso articular inferior de la vértebra  lumbarsuperior -   se encuentra en una posición anterior y medial-  que se encuentra entre los arcos vertebrales. Son articulaciones sinoviales que  poseen cartílago hialino, membrana sinovial, cápsula articular fibrosa y espacio articular con una capacidad de volumen de 1?3ml.

 

 

 

Posición y Preparación del Paciente

  • El paciente acudirá en ayunas al quirófano, igual que para cualquier procedimiento quirúrgico. 
  • El procedimiento se realiza con el paciente despierto
  • Se recomienda canalizar vía periférica antes de comenzar con la técnica, con el fin de tratar cualquier complicación como síncope vasovagal o hipotensión arterial.
  • Se  coloca  al paciente  en decúbito prono
  • Se coloca  una almohada debajo del abdomen para disminuir lordosis,También  es  recomendable otra almohada  debajo  de los pies para aumentar el confort  del paciente
  • Monitorización estándar anestésica.
  • Se procede a la antisepsia y la colocación de campos estériles.
  • MEDICACIÓN: Generalmente no se requiere sedación ni analgesia sistémica. La técnica puede ser realizada completamente bajo anestesia local. Si el paciente se encontrase muy nervioso, lo indicado sería una ansiolisis con una benzodiazepina de acción corta (midazolam). El paciente debería estar despierto y alerta en todo momento para referir algún síntoma de discomfort o de complicación.

Material

Equipamiento
  • Fluoroscopia con posibilidad de realizar copias o guardar imágenes digitales.     En caso de utilizar ecógrafo : sonda de baja frecuencia, ajustar la profundidad entre 7-10 cm
  • Aguja 22 G  80-100mm
  • Jeringas para medicación y medio de contraste ( en caso  radioscopia ) .
  • Conexiones para las jeringas. Recomendado ya que permiten  que la  aguja  se movilice menos a la hora  de realizar procedimiento   o,  ,  en  caso   de  realizarlo mediante radioscopia , inyectar medio de contraste durante visualización fluoroscópica para confirmar la adecuada posición anatómica y extra-vascular de la aguja.
  • Monitorización.
  • Marcador cutáneo en  caso  radioscopia (opcional).
  • Solución para preparación de la piel (povidona yodada, clorherixidina o equivalentes).
Fármacos
  • Anestésicos locales  para infiltración  de la piel  (  ejm : lidocaína  1 % ) 
  • En caso  de usar  radioscopia : Contraste no-ionico, compatible para mielograma. Es esencial para confirmar la posición intra-articular y extra- vascular de la aguja. Una mínima cantidad (0,1-0,3 ml) son suficientes. Se usa para realizar un artrograma antes de inyectar cualquier medicación. Ejemplos: Omnipaque 240 e Isovue 300/370.
  • Sedación o antibióticos no son obligatorios.
  • Solución  analgésica :   Ver  más  adelante en el partado de sustancias  a  administrar 

Descripción del Procedimiento

Perlas Clínicas
  • La técnica es similar para todos las facetas lumbares  : se deben introducir la  aguja  en la articulación que se va a infiltrar . Para ello  se realiza contacto  con el proceso articular inferior de la vértebra lumbar y se avanza ligeramente hasta penetrar en la articulación . Una vez  en el interior se comprueba la correcta  colocación  de la  aguja  y posteriormente  se  administra la medicación 

Figura 1. Bloqueo intraarticular de las facetas lumbares. Las facetas lumbares - también llamadas articulaciones cigoapofisarias o interapofisarias posteriores lumbares - son articulaciones entre el proceso articular superior de la  vértebra lumbar inferior   -   este proceso  se encuentra en una posición  posterior y lateral -    y el proceso articular inferior de la vértebra lumbar superior -  este proceso se encuentra en una posición anterior y medial-  que se encuentra entre los arcos vertebrales.. Son articulaciones sinoviales que  poseen cartílago hialino, membrana sinovial, cápsula articular fibrosa y espacio articular con una capacidad de volumen de 1-3ml . En este  caso  el bloqueo intraarticular consiste en la punción  de esta articulación   y la  administración de la  solución  analgésica  

Figura 1. Orientación de las facetas: 1) En la columna cervical : las articulaciones cigapofisarias cervicales están inclinadas inferiormente de anterior a posterior. Esta orientación facilita la flexión y la extensión; 2) En la columna torácica: las articulaciones cigoapofisarias torácicas  están orientadas verticalmente y limitan la flexión y extensión, pero facilitan la rotación.; 3) En la  columna lumbar : las articulaciones cigoapofisarias lumbares se  caracterizan por tener superficies articulares curvas y las apófisis adyacentes encajadas, limitándose, por tanto, el rango de movimiento, aunque la flexión y extensión son aún movimientos principales en la región lumbar.

Figura 2. Ángulo de punción  en los bloqueo de facetas intraarticulares en  función de la localización de las articulaciones cigoapofisarias  ( modificado de 1 ) 

 

Localización del punto diana
Mediante Radioscopia

En el caso de las  facetas  L1-L2, L2-L3, L3-L4

1º.-Mediante una proyección anteroposterior  se debe obtener una  imagen clara de las vértebras lumbares y localizar las áreas a tratar. Para ello  hay  que obliterar todas las placas terminales dobles, esto es hay que  mover el brazo en C en dirección craneosacra  para que las apófisis espinosas de las vértebras lumbares estén equidistantes de los pedículos y que los bordes superiores e inferiores no tengan doble imagen.

Figura 1.  RX en proyección anteroposterior.  Eliminación doble contorno  (modificado de 2. El primer paso para  localizar la diana sobre la que realizar la infiltración es obtener una proyección AP con una imagen clara de las vértebras lumbares (hay  que obliterar todas las placas  terminales dobles).  Esto  se  hace angulando el intensificador  de imagen ,  que  está en  el  eje AP , un poco caudalmente . Esta  maniobra hace que el  borde inferior se convierta en una única línea  en la imagen  de rayos  X.  De manera ocasional  se elimina el doble contorno  terminal  moviendo el eje  del  arco del intensificador de imagen un poco más cranealmente. En  esta proyección el ramo medial de la rama posterior  de los  nervios raquídeos lumbares   L1,L2,L3 y L4  discurre  por fuera del foramen intervertebral  y  por encima de lo que sería el proceso transverso de la   vértebra lumbar -  De  ellas   salen  Las  ramas  articulares inervan la  articulación  cigoapofisaria  por encima  y por  debajo  de  dicha  articulación  .

2º.-Rx oblicuo (10-30º) para visualización de las  facetas lumbares : derecha y/o izquierda, donde se identificará la imagen radiológica del ?perrito escocés?, que consiste en aproximar la columna facetaria y la apófisis espinosa al lado contralateral . El  grado  de oblicuidad   suele  ser unos  15 º  es hasta que la faceta  "rompa" el disco  en  1/ 3- 2/3. SIRVE PARA  LOCALIZAR EL PUNTO DIANA.  Posteriormente,  el haz se gira en un plano sagital desde la posición anterior a la posterior, lo que permite la identificación y visualización de los pilares articulares de las  vértebras  lumbares involucradas  en la constitución de las articulaciones facetarias 

Figura  2  . RX  de  columna lumbar en proyección oblicua.  El  grado  de oblicuidad  que suele realizarse  es hasta que la faceta ? rompa el disco "  en  1/ 3- 2/3. Bajo  esta  visión se consigue la visión clásica del ?perro escocés? . Importante:  la rotación excesiva puede hacer que la porción anterior de la articulación  se  vea en en perfil. Esto debe de evitarse ya que  hará imposible la colocación de la aguja en la articulación.Por otra parte, la oblicuidad que se requiere para visualizar las facetas lumbares  superiores  es menor  que la  que  se  requiere  en  las  inferiores : 30 grados vs hasta 60 grados 3

 

En caso de las  facetas  L4-L5 y L5-S1

  •  No utilizamos visión oblicua para estas facetas.  Recordar :   en la faceta  L5-S1 la zona súpero-interna de la apófisis transversa será sustituida por igual posición del ala sacra 

Figura 1.- RX  de  columna lumbar en proyección AP  

Mediante Ecografía
  • Previa a su  realización   necesario  conocer  debemos  las  Imágenes ecográficas de las facetas lumbares
  • El target más frecuente consiste en localizar el punto de intersección entre la base del proceso articular superior  de una vértebra lumbar y el borde superior de la apófisis transversa de dicha vértebra    .  Se  busca  actuar  sobre los  ramos mediales de los ramos primarios posterior esde los nervios raquídeos lumbares

Figura 1. Posición de la sonda ecográfica  en  eje  transversal .  Se coloca  sonda curva  con una orientación transversal con respecto al eje mayor del paciente  en el nivel  a bloquear, de modo perpendicular a la línea formada por las apófisis espinosas de las  vértebras lumbares. Se observa una imagen hiperecogénica superficial, seguida por un largo triángulo hipoecogénico correspondiente a la apófisis espinosa de la  vértebra lumbar. Las láminas son visibles lateralmente a las apófisis espinosas como líneas hiperecogénicas   El  espacio articular de las  facetas lumbares  es visible lateralmente a las láminas como una imagen hipoecogénica entre las apófisis articulares superiores e inferiores  . Lateralmente y en localización profunda respecto a las  láminas son visibles los procesos transversos como líneas hiperecoicas con sombra acústica posterior  =  Imagen de " 3 escalones": lateral y profundo, el proceso transverso; intermedio, la articulación facetaria/proceso articular superior (variable en función del plano); y medial y superficial el ligamento interespinoso

 

Figura 2. Posición de la sonda ecográfica  en  eje  longitudinal paramedial a nivel de las  facetas lumbares   .    Se coloca  sonda curva  con una orientación longitudinal con respecto al eje mayor del paciente  a unos  3-4 cm laterales a los procesos  espinosos  de las  vértebras lumbares en el nivel  a bloquear.  Este  corte para  realizar  punción puede  ser útil  en   facetas lumbares  bajas cuando las crestas ilíacas pueden  dificultar la punción  en plano  con la sonda en una posición transversal.  

 

  • Procedimiento  a  realizar :

1.-Estudio de la  columna lumbar  mediante corte longitudinal  y  paramedial tal  y como se explica en las imágenes ecográficas de las facetas lumbares

Figura 3.  Corte longitudinal paramedial  a nivel de las facetas lumbares (  modificado  de 4 ) .  Mediante  este corte  se  aprecia que  las superficies articulares de las  facetas lumbares  son  curvas, las facetas superiores ( verde claro en las imágenes de RM  sagital y axial) tienen una superficie articular cóncava y las facetas inferiores ) color rosa en las imágenes sagital y axial T2)  tienen una suerficie convexa  . Es el  corte   donde  se  aprecia la  imagen en ?jorobas de camello? ( representan los procesos articulares articulando uno sobre otro ) 

Figura 4.  Corte longitudinal paramedial  a nivel de las facetas lumbares  con identificación estructuras(  modificado  de 4 )   . Las estructuras visualizadas son, de arriba abajo: el ligamento amarillo, el canal medular, la duramadre anterior y el cuerpo vertebral.

2.- Tras  obtención  de  dicho  corte , nos desplazaremos hacia caudal para buscar la cara posterior del sacro. Si bien todas las láminas se visualizan como líneas hiperecoicas discontínuas, la cara posterior del sacro se visualizará como una línea contínua hiperecoica que nos permitirá distinguirla y poder marcar cranealmente los diferentes niveles lumbares. 

3.-Una vez hayamos podido establecer la correcta posición de cada nivel, colocamos la sonda en posición transversal para localizar la articulación facetaria correspondiente. Hay  que  buscar   el punto de intersección entre la base del proceso articular superior de la vértebra lumbar y el borde superior de la apófisis transversa. Hay dos métodos (recomendamos la realización de ambos para evitar puncionar un nivel inadecuado): El primero es el marcaje cutáneo de cada nivel previamente, durante la exploración sonográfica; el segundo, consiste en situar la articulación objetivo en el centro de la imagen en la pantalla durante la aproximación parasagital y girar la sonda hacia axial sin perder en ningún momento la articulación como centro de la imagen

Figura 5 .  Corte  transversal  a nivel de las las apófisis espinosas de las  vértebras lumbares  (  modificado  de 5 )  .    En este corte  1) Los procesos espinosos aparecen  como una imagen hiperecogénica superficial, seguida por un largo triángulo hipoecogénico correspondiente al cono de sombra posterior. ; 2) Las láminas son visibles lateralmente a las apófisis espinosas como líneas hiperecogénicas  ; 3) El  espacio articular de las  facetas lumbares - también llamada articulación cigoapofisaria o interapofisaria posterior lumbar  (  asterisco en la figura 5  )   es visible lateralmente a las láminas como una imagen hipoecogénica entre las apófisis articulares superiores e inferiores ; 4) Lateralmente y en localización profunda respecto a las  láminas son visibles los procesos transversos (  líneas de color naranja  en la figura 4) como líneas hiperecoicas con sombra acústica posterior; 5) El  músculo multífidus lumbar ( círculos verdes en los cortes ecográficos axiales de la figura 5) es visible lateralmente a las apófisis espinosas; 6) El  músculo erector de la columna ( líneas amarillas en los cortes ecográficos axiales de la figura 5) es  visible lateralmente al músculo multífidus lumbar y superficialmente  a los procesos transveros de las   vértebras lumbares ( línea naranja en de color naranja  en  la  figura 4 )  ; 7) Las   facetas lumbares  y los  procesos transveros de las   vértebras lumbares forman una característica imagen en escalera de dos pasos . siendo la  faceta lumbar el paso superior y el  proceso transverso de la vértebra lumbar el paso más profundo 

Figura 6. Corte  transversal a nivel de las las apófisis espinosas de las  vértebras lumbares   con identificación  de músculos propios de la espalda  (  modificado  de 5 ) .  Cuando el transductor es firmemente posicionado en el nivel deseado, una sombra de tres pasos (?en forma de escalones?) de la vértebra lumbar se hace evidente: la estructura hiperecoica más superficial es el ligamento interespinoso o  la apófisis  espinosa,  con la  articulación  cigoapofisaria colocada justo inferior y lateral a la misma y la apófisis transversa situada más abajo  y lateralmente .

4.-  En todo momento   una  visión longitudinal    (sonda en posición paralela a la línea interespinosa), desplazándonos lateralmente y observando las facetas y luego las apófisis transversas visualizando la  imagen característica en ?tridente?.  nos sirve para recolocar la aguja de tal modo que se encuentre posicionada en el borde craneal del proceso transverso.

Figura 7.  Corte  transversal a nivel de las las apófisis espinosas de las  vértebras lumbares

Realización técnica propiamente dicha
Punción

1.- En caso de utilizar radioscopia

I.-A la hora de infiltrar las  facetas lumbares  L1-L2, L2-L3, L3-L4

  • Una vez visualizada la  faceta lumbar  se dirige la aguja hacia la articulación que se va a infiltrar ;  se realiza contacto  con el proceso articular inferior y se avanza ligeramente hasta penetrar en la articulación  

Figura 1. Representación radiológica del bloqueo intraarticular de las facetas lumbares  L1-L2, L2-L3, L3-L4. La  aguja se dirige hacia la articulación que se va a infiltrar hasta penetrar ligeramente en la misma

 

II:-A la hora de infiltrar las facetas  L4-L5 y L5-S1

  • No utilizamos visión oblicua para estas facetas.
  • En la  faceta   L5-S1  puede ser necesario mover el punto de inserción de la aguja un poco más inferior y lateral para evitar la cresta ilíaca posterosuperior 

Figura 1.- RX  de  columna lumbar en proyección AP  .  Visión túnel  de la  aguja  

2.-En caso de utilizar  ecografía

 

  •  Tras  obtener   una correcta inagen   de la    faceta lumbar    que se va a infiltrar   se  prepara la piel con una solución antiséptica  e  infiltra la piel  con anestésico local  con una aguja intramuscular  sin  profundizar  hasta el hueso 

  • Se introduce aguja  22  G  bajo visión  en túnel en  dirección  a la  diana  ya comentada  ,  es decir  , en  el  punto que se encuentra a medio camino en la línea de unión existente entre el proceso articular superior y la apófisis transversa  -  es el lugar donde las ramas mediales  del ramo primario posterior de  los nervios raquídeos lumbares  L1,L2,L3 y L4   emerge debajo del ligamento mamiloaccesorio--.

Figura 1.- RX  de  columna lumbar en proyección oblicua  .  Visión túnel  de la  aguja  

2.-En caso de utilizar ecografía

  • Tras localización  del punto de intersección entre la base del proceso articular superior de la vértebra lumbar y el borde superior de la apófisis transversa. en eje  transversal   procederemos  a la  punción . Para ello  se infiltra la  piel y tejido celular subcutáneo (TCS) con anestésico local (AL) y se introduce la aguja en eje largo  hasta  realizar contacto óseo  en la parte más craneal  delpunto  de confluencia entre  proceso articular superior de la vértebra lumbar y el borde superior de la apófisis transversa

Figura 1. Posición de la sonda ecográfica y punción del  bloqueo ecoguiado de los ramos mediales de las ramas posteriores de los   nervios raquídeos lumbares L1,L2,L3 y L4 en  eje  transversal sobre apófisis espinosas de las  vértebras lumbares   .  Punción  en  el punto de intersección entre la base del proceso articular superior de la vértebra lumbar y el borde superior de la apófisis transversa de la vértebra lumbar

 

6.-Este mismo procedimiento lo repetiremos para el abordaje de los lados izquierdo y derecho excepto a nivel de L5-S1 ya que la presencia de la cresta iliaca no nos permitirá introducir la aguja en ?eje largo?. A este nivel, la aguja se introducirá en ?eje corto? hasta contactar con la escotadura vertebral superior

Verificación de la correcta posición de la aguja

1.- En caso de utilizar radioscopia

  • Una vez  que  se  considera que la  aguja  está  en el interior de la faceta lumbar   comprobar la correcta  colocación  de la  aguja  con una pequeña  cantidad  de  contraste yodado  (  0,2-0,5 ml  ) 

I.-En  la infiltración de las  facetas lumbares  L1-L2, L2-L3, L3-L4

Figura 1. Comprobación con medio  de contraste del  bloqueo intraarticular en proyección oblicua de las articulaciones facetarias  Se demuestra que la aguja se proyecta en el hueco inferior de la articulación.

II.-En  la infiltración de las  facetas lumbares  L4-L5 y L5-S1

Figura 1. Comprobación con medio  de contraste del  bloqueo intraarticular en proyección oblicua de las articulaciones facetarias . Se aprecia  un artrograma claro, con un contraste superior en la articulación (flecha). Se demuestra que la aguja se proyecta en el margen inferior de la articulación facetaria L4-L5 (flecha). La punta de la aguja debe quedar dentro del hueco inferior de la articulación. Tenga en cuenta que este paciente tiene un nivel algo de transición, con un "L5" muy bajo.

  • Se puede  comprobar mediante una  proyección lateral que la aguja  no avanza más allá del macizo articular 

Figura 2.- RX  de  columna lumbar en proyección lateral  . Las  agujas no avanzan más allá  del  macizo articular 

 

 2.- En caso de utilizar ecografía

Sustancias a administrar o Protocolo a Utilizar
  • BLOQUEO: 0,5- 1 ml  de una mezcla de bupivacaína 0,5 % +  10-20mg  triamcinolona
  • El volumen  a infiltrar es  de  0,8 a 1 ml  por cada  faceta lumbar para disminuir la posibilidad  de falsos positivos

 

SE  CONSIDERA  RESULTADO POSITIVO    si  0.5 ml de lidocaína al 1% con reducción del dolor de un 80% durante al menos dos horas y 0.5 ml de Bupivacaína al 0.25% con alivio del 80% durante al menos 3 horas

Cuidados Posteriores

  • Advertir al paciente sobre el acorchamiento temporal  y la debilidad de la extremidad debido  al anestésico local  .
  • No  se puede dar de alta al paciente hasta que esté  seguro que puede caminar sin  ayuda
  • Se  debe  de advertir al paciente  sobre el dolor residual , que puede durar 2  semanas  .  Habitualmente  responde rápidamente al  tratamiento  con  AINEs

Indicaciones

1.-Dolor facetario lumbar

  • El   síndrome  facetario  ocurre en un contexto de dolor lumbar crónico muy común, constituyendo un trastorno independiente, ya que raramente se asocia con dolor discogénico o de articulación sacroiliaca. Las facetas lumbares están implicadas en el 15-45% de las lumbalgias. 
  • Posibilidades : 

1.-  Como  bloqueo  diagnóstico 6

  • Se considera una respuesta positiva la que produce un alivio significativo del dolor (75-100%) y por un tiempo mayor que el esperado para la duración del efecto del anestésico local.
  • Para que el bloqueo diagnóstico sea adecuado, la ISIS (Interventional Spinal Injection Society) recomienda:
  1. Realizar doble bloqueo test, es decir, dos bloqueos separados al menos 2 semanas, uno con lidocaína y otro con bupivacaína. El alivio ha de ser congruente con la medicación empleada, es decir, si el bloqueo se hizo con lidocaína el alivio de la lumbalgia debería de ser de dos horas, mientras que el bloqueo con bupivacaína, el alivio debería de ser de entre seis y ocho horas.
  2.  Para considerar positivo el test, el alivio ha de ser de al menos el 80 %.
  • No obstante ,  en la práctica clínica  es muy difícil realizar doble bloqueo test (acudir dos veces a quirófano) y considerar la mejoría de al menos un 80 %. Muchos centros consideran aceptable para realizar la radiofrecuencia un único bloqueo test positivo
  • En  caso  de  ser la  respuesta positiva  se  ha  de plantear la  realización  de   la  radiofrecuencia  de las  facetas lumbare

2.- Como bloqueo terapéutico 

  • Si el procedimiento es terapéutico, se podría repetir en la misma región como muy pronto a los 2-3 meses, siempre que durante 2 meses obtenga un alivio > 50 %.
  • Si se realiza otro procedimiento intervencionista en otra región debe realizarse tras un intervalo de 1-2 semanas. Si el efecto terapéutico dura al menos 2 meses, posteriormente se pueden realizar los procedimientos terapéuticos justificados en distintas regiones en el mismo acto.
  • En la fase terapéutica, otros procedimientos terapéuticos podrían realizarse sólo cuando sea necesario clínicamente, y se limitará a un máximo de 4, con anestésico local y corticoides durante un periodo de un año, por región
  • Sólo circunstancias especiales, con dolor severo recidivante o cefalea cervicogénica, los procedimientos pueden repetirse hasta 6 veces al año, después de la estabilización, en la fase de tratamiento.

2.-Síndrome postlaminectomía sin aracnoiditis ni recurrencia herniaria

3.- Dolor lumbar con evidencia de artrosis facetaria

Contraindicaciones

Absolutas 

  • Negativa del paciente
  • Alergias a los anestésicos locales, contraste o corticoides
  • Enfermedad oncológica local.
  • Infección   en el sitio de punción 

 Relativas

  • Insuficiencia cardiaca
  • Diabetes mellitus mal controlada
  • Embarazo
  • Infección sistémica
  • Alteraciones de la coagulación y/o antiagregación

Complicaciones

  • Infección (celulitis y osteomielitis con potencial propagación y provocar absceso epidural, discitis, meningitis, aracnoiditis, sepsis)
  • Hemorragia (hematoma epidural y subdural)
  • Cardiovascular: arritmias, insuficiencia cardíaca, hipotensión arterial, bradicardia, reacción vasovagal
  • Sobresedación
  • Retención o incontinencia urinaria
  • Daño neurológico: trauma nervioso directo o por compresión, inyección intraarterial, convulsiones
  • Punción dural: cefalea, herniación uncal, aracnoiditis, bloqueo espinal
  • Reacciones adversas derivadas de fármacos: ansiedad, parestesias periorales, ...
  • Efectos secundarios de corticoides:
    • flushing facial, atrofia subcutánea, aumento de apetito, retención de líquidos, gastritis, insomnio, dolor de cabeza, inmnosupresión, meningitis aséptica, ....
    • Saber que la concentración sérica máxima de triamcinolona después de las inyecciones de articulación facetaria intraarticular ocurre dentro de las 24 horas. La  vida media de eliminación es de 213 horas, pero los niveles de cortisol iniciales se suprimen durante un promedio de 4.4 días. Clínicamente, la vida media prolongada y los efectos endocrinos de la triamcinolona podrían aumentar el riesgo de interacciones medicamentosas graves en pacientes que toman medicamentos que inhiben el metabolismo de los corticosteroides7

  • Reacción alérgica

    Anexo

    Actitud  frente antiagregación - anticoagulación  

    Consentimiento informado 

    Última actualización el 27/04/2021

    Imprimir

    Comentarios

    No hay comentarios

    Añadir comentario

    Créditos