La cápsula articular es una estructura que engloba toda la articulación de la  rodilla.

  • Esta  estructura es  la primera en asegurar el contacto entre las superficies articulares, e impedir que los huesos se desplacen más de lo necesario para su función.
  • Rodea toda la articulación, desde un hueso hasta el otro, dejando un espacio cerrado en su interior
  • La cápsula articular  que consta de a)  una membrana fibrosa externa y b) una membrana sinovial interna que reviste todas las superficies internas de la cavidad articular que no están recubiertas de cartílago articular

a) La membrana fibrosa de la cápsula  :

  • Está dotada de unas cuantas partes engrosadas que forman ligamentos intrínsecos, pero su mayor parte es delgada (de hecho, es incompleta en algunas áreas) .
  • Límites :
    • Superiormente se inserta en el fémur , justo en situación proximal a los bordes articulares de los cóndilos. Posteriormente, engloba los cóndilos y la fosa intercondílea.
    • Posteriormente esta membrana posee una abertura posterior al cóndilo lateral de la tibia por la que pasa hacia fuera el tendón del poplíteo para insertarse en la tibia 
    • Inferiormente, se inserta en el borde de la superficie articular superior de la tibia (meseta tibial), excepto allí donde el tendón del poplíteo cruza el hueso
    • Anteriormente el tendón del cuádriceps, la rótula y el ligamento rotuliano sustituyen a la membrana fibrosa anteriormente; es decir, ésta se continúa con los bordes lateral y medial de dichas estructuras y no abarca la región ocupada por ellas 

b) La  membrana sinovial de la cápsula

  • Reviste todas las superficies que rodean la cavidad articular (el espacio que contiene líquido sinovial) y no están recubiertas por cartílago articular
  • Se inserta en la periferia del cartílago articular que recubre los cóndilos femorales y tibiales, la cara articular de la rótula y los bordes de los meniscos (discos fibrocartilaginosos situados entre las superficies articulares tibial y femoral).
  • Reviste la superficie interna de la membrana fibrosa lateral y medialmente, pero centralmente se separa de ésta. 
  • Desde la cara posterior de la articulación, la membrana sinovial se refleja anteriormente hacia la región intercondílea, para cubrir los ligamentos cruzados y el cuerpo adiposo infrarrotuliano, de modo que quedan excluidos de la cavidad articular. Con ello se crea un pliegue sinovial infrarrotuliano medio, vertical, que aproxima la cara posterior de la rótula y ocupa casi toda la parte más anterior de la región intercondílea. Con esta disposición prácticamente se crea una cavidad articular femorotibial izquierda y una derecha (de hecho, así es como los artroscopistas describen la rodilla). Unos pliegues alares lateral y medial rellenos de tejido adiposo cubren la superficie interna de los cuerpos adiposos que ocupan el espacio situado a cada lado del ligamento rotuliano por dentro de la membrana fibrosa. 

La cápsula  envuelve  la  cavidad articular

  • La cavidad articular es un espacio cerrado en el que se alberga la extremidad inferior del fémur, la rótula y la porción superior de la tibia 
  • Superiormente a la rótula, la cavidad articular de la rodilla se extiende en profundidad respecto al vasto intermedio para formar la bolsa suprarrotuliana . La membrana sinovial de la cápsula articular se continúa con el recubrimiento sinovial de esta bolsa. Esta gran bolsa normalmente se extiende unos 5 cm superior a la rótula, aunque puede llegar hasta la mitad de la cara anterior del fémur. Unos fascículos musculares situados en profundidad respecto al vasto interno forman el músculo articular de la rodilla, que se inserta en la membrana sinovial y retrae la bolsa durante la extensión de la rodilla 
  • En  su  interior  se  aloja  el  líquido sinovial
    • El líquido sinovial es un  fluido claro y viscoso que se encuentra dentro de toda cápsula articular.
    • Tiene la función de reducir la fricción entre los cartílagos de las articulaciones para lubricarlas y acolcharlas durante el movimiento.
    • Dependiendo de las características del líquido articular, y mediante la valoración de características macroscópicas, análisis bioquímico y cultivos del líquido sinovial, es posible llegar al diagnóstico etiológico del derrame articular1 

Figura  1. Características del líquido sinovial  (  Sacado de 2 ) 

 

 

ARTICULOS EN ESTA CATEGORÍA 0