La radiofrecuencia (RF) es una de las  posibilidades terapéuticas para el alivio sintomático del dolor   englobada dentro de las  medidas encaminadas a modular la vía dolorosa 

Cabe   reseñar :

Consiste en la administración de una corriente alterna a una frecuencia de 500.000 Hercios entre una placa de paciente y un electrodo  que está aislado salvo en la punta

-->El término radiofrecuencia se aplica a la porción menos energética del espectro electromagnético, situada entre unos 3 Hz y unos 300 GHz. El Hertz es la unidad de medida de la frecuencia de las ondas, y corresponde a un ciclo por segundo. Si la velocidad de propagación es constante, la longitud de onda ë es inversamente proporcional a la frecuencia f. Las interacciones con la materia de las ondas electromagnéticas dependerán de la frecuencia y de la materia sobre la que interactúan

:1) Radiofrecuencia convencional, también denominada radiofrecuencia continua, convencional, lesiva o ablativa (CRF): Se basa en la aplicación de energía de radiofrecuencia en forma continua con el fin de causar una lesión en los tejidos que circundan al polo activo . En este modo de funcionamiento existen parámetros controlables, tales como la temperatura y la impedancia, los cuales determinan la modulación de la salida de energía. La gran defensa que tiene  esta modalidad  es que provoca una lesión tangible, demostrable anatomopatológicamente y tiene unas indicaciones y tejido diana claros. Es ampliamente aceptada como técnica neurolesiva.

2)  Radiofrecuencia pulsada . Consiste en la aplicación de pulsos de potencia de radiofrecuencia cada cierto periodo, separados por periodos de tiempo más largos en los cuales no se aplica potencia,con el objetivo que el tejido no alcance un valor de temperatura correspondiente a una lesión ablativa

3)  Radiofrecuencia enfriada  .Técnica de radiofrecuencia en la que se disminuye la temperatura de la punta activa de la cánula por medio de un sistema de bombeo, que permite generar lesiones esféricas, de un tamaño mayor que las lesiones convencionales La ventaja que ofrece es el aumento de la lesión y la esfericidad de la misma

  • En el tratamiento del dolor existen básicamente 2 tipos de aplicación de la energía de radiofrecuencia atendiendo a la cantidad de polos que intervienen en el proceso:

1) Monopolar : Es  aquella en la que el sistema está formado por un aplicador, que posee una única punta o polo activo, y que cierra el circuito eléctrico mediante una placa de dispersión. En este tipo de configuración la densidad de corriente del campo eléctrico generado se concentra alrededor de la zona o polo activo, y se dispersa de manera rápida, siguiendo patrones distintos según nos encontremos en la punta (tip) o en el centro (shaft) de dicha punta, hacia el tejido circundante de la punta/polo activo, y a su vez hacia la placa de dispersión  conectada con el generador, donde el efecto térmico es nulo.

2) Bipolar. Es aquella en la que el sistema está formado por dos polos activos, y donde no interviene la placa de dispersión. El circuito eléctrico se cierra en este caso entre los dos polos activos. En este tipo de configuración, la densidad de corriente del campo eléctrico generado se concentra entre los polos activos, creando áreas de lesión mayores que en la configuración monopolar. Estas lesiones son denominadas “strip lesion”.

SUBCATEGORÍAS

ARTICULOS EN ESTA CATEGORÍA 0